Home Entrevistas La danza me subyugó (Entrevista a Juan Cruz)
 
Síguenos
La danza me subyugó (Entrevista a Juan Cruz) PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Sábado, 30 de Mayo de 2009 00:00

por: Marilyn Garbey.   Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Realizada el 30 de mayo 2009

Juan Cruz Entrevista Mayo 2009-¿Qué encontró Juan Kruz en la compañía de Sasha Waltz que lo hizo permanecer?
He encontrado en ella a una artista que me da el espacio para desarrollar todas mis curiosidades artísticas, en una continuidad de tiempo que nos permita indagar no solo nuestros puntos fuertes, también nuestros puntos débiles. Y, como en cualquier relación duradera, me da la oportunidad de darle algo al otro, de aceptar las debilidades del otro, a través de la lealtad y de la investigación en común.

-¿Qué le ha aportado Juan Kruz a Sasha Waltz?
Esa es siempre una pregunta muy difícil de contestar sin parecer narcisista. Lo único que alcanzo a decir es que si en mi manera de trabajar, se encuentra algún talento del cual la Compañía pueda servirse, como la voz, como bailarín, o de mis posibilidades como organizador o director de la Compañía yo la pongo, con todo mi amor y con toda mi pasión en función de Sasha y la Compañía. ¿Qué aporto yo, o qué aportan cada uno de los bailarines de la Compañía? Una individualidad muy particular, algo muy diferente que otros bailarines no pueden ofrecer, por eso están en la Compañía, porque enriquecen el lenguaje del elenco.

-Eres músico, ejecutas varios instrumentos y dominas plenamente tu voz. ¿Por qué, entonces, te vales del cuerpo como medio de expresión?
Yo hice una carrera como cantante, hice conciertos y grabé discos. Cuando entré en contacto con la danza me subyugó, lo hice a través de coreógrafos que elaboraban todo el material a partir de la creatividad de los bailarines, entonces pasé de intérprete a ser creador. Ese gran paso me llevó a cuestionarme qué lenguaje podía utilizar para transmitir las sensaciones y las emociones de las que quería hablar, eso fue algo que me arrebató completamente.

-¿Cómo transcurre un día de trabajo de la Compañía de Sasha Waltz?
El día se organiza de manera diferente si estamos en Berlín de creación o preparando un espectáculo, o si estamos de gira. Si estamos en Berlín de creación lo normal es empecemos con un entrenamiento de hora y media, donde se utilizan conceptos y técnicas que trabajen el cuerpo conscientemente, con profesores invitados que llegan de todo el mundo. El resto de las 8 horas de trabajo se organiza en dependencia del momento del proceso en que estemos, si es al principio se hacen improvisaciones, intentando buscar el lenguaje, el vocabulario apropiado para la obra, el perfume apropiado para la obra. Cuando la obra se va definiendo, cuando se van definiendo las herramientas coreográficas se empieza a tejer la trama con los cuerpos de los bailarines. Es decir, una hora y media de entrenamiento y el resto del tiempo se dedica a la creación. Si estamos en Berlín de presentaciones, antes de iniciar, da igual si es estreno o si lo hemos hecho 200 veces hacemos, como mínimo, dos o tres horas de entrenamiento, de afinación del trabajo para intentar conseguir que la obra se mantenga fresca y en evolución  para que no se estanque, para que no se anquilose, también se corrigen los errores del día anterior. Puede ocurrir que estemos antes de las presentaciones en medias jornadas previas de un proceso de creación o de investigación para una obra futura. Si estamos de gira por el mundo el trabajo se reduce al ensayo para el espectáculo y al  propio espectáculo, a veces se imparte un taller, que casi siempre lo hago yo.

-Ha causado una grata impresión la manera de trabajar de todo el equipo, los técnicos, la vestuarista, los bailarines. ¿Cómo han logrado organizar el trabajo como una relojería casi perfecta?
Creo que se mitifica nuestro nivel de perfección, perfecto no hay nada, siempre hay lugar para mejorar aspectos del trabajo, mejorar no significa que el virtuosismo sea mayor, sino entender cómo vamos a comunicar mejor. Dentro de la compañía Sasha es la directora, yo soy el encargado de llevar las obras de gira o de remontarlas, y puede haber alguien que, en determinado momento, tome el liderazgo del grupo, no es un liderazgo de poder, esa persona es quien va a coordinar el trabajo y quien va a tomar las decisiones. Intentamos evitar cualquier jerarquía, todos, técnicos y artistas, aportan lo que se requiere de nosotros. Todos somos muy conscientes de que el espectáculo no se consigue solamente en las dos horas de duración de la representación, no sólo cuando se abren las cortinas y se encienden las luces. Es como dices, se trata del trabajo que hace cada uno para conseguir que las condiciones técnicas y humanas sean cercanas a las ideales dentro de nuestras posibilidades para ofrecerle al público nuestra experiencia. Da igual si hemos hecho el espectáculo doscientas veces, el público que nos va a ver va por primera vez. Si los invitamos a que sean testigos de nuestra obra se merecen todo nuestro respeto.

-Zweiland se estrenó en el 97. En tu opinión, por qué sigue vivo, por qué sigue conmoviendo a los espectadores.
La Compañía mantiene todos sus espectáculos en repertorio, algo inusual para una Compañía independiente, eso solo lo hacen las grandes compañías estatales que consiguen la infraestructura necesaria para poder hacerlo. Sin embargo, es una gran inquietud de la Compañía de Sasha Waltz intentar mantener todas las piezas vivas, mientras pensemos que tengan relevancia. Cuando vi cómo reaccionó el público cubano ratifiqué que la pieza tiene una gran vigencia, trata de temas intemporales, aunque el punto de partida fuera algo tan concreto como la separación y la reunificación de las dos Alemania en la Alemania actual. Ese tema trasciende y llega a cualquiera separación y a cualquiera reunificación, eso hace que el público se relacione con la obra con gran fuerza. El lenguaje de Zweiland es muy poético y provoca muchas asociaciones, su estética no está ligada a modas. Algunas obras parecen más polvorientas cuando su estética se aferra a una moda, temporal. Pasado diez años parece fuera de moda y el mensaje no logra sobrepasar a la estética. En ese sentido, Zweiland logra superar la prueba.

-Zweiland rompe las fronteras entre las artes. ¿Por qué ese afán transgresor?
No lo hacemos con espíritu de ruptura, sino con un espíritu de apertura, con la intención de abrirnos a diferentes lenguajes que nos pueden ayudar a expresarnos. Esa apertura tampoco viene por moda, ahora está de moda usar el video y no por eso lo vamos a utilizar. Antes de empezar cada producción hay un cuestionamiento a los medios que pensamos nos van a ayudar a llevar a término nuestro trabajo, nuestro deseo de comunicación.

-Entre los invitados de Sasha Waltz hay personas de varios países. ¿Cómo transcurren el diálogo entres diferentes culturas durante el montaje de un espectáculo?
El encuentro de gente de diferentes culturas, con diferentes historias, con diferentes lenguas no puede más que enriquecer el diálogo entre las personas porque cada una va a aportar una visión diferente con el espíritu de llevar el bote a tierra. Esa pasión compartida, entre gente con intereses diferentes, nos enriquece porque nos hace cuestionarnos a cada uno nuestro propia forma de ver las cosas. Todo lo que nos abra los ojos a otra forma de ver las cosas, todo lo que nos ensucie en el buen término de la palabra es, para mí, algo enriquecedor y se refleja en la manera en que cada espectáculo toma forma.

-Has dicho que era un sueño venir a Cuba, el sueño se hizo realidad. ¿Qué opinión le merece lo ocurrido aquí?
Es una realidad que despierta más sueños de volver. La recepción del público ha sido muy calurosa, no es el éxito del espectáculo lo que nos estimula a volver, es la apertura con la que el público nos ha recibido. A veces somos, en Europa, como niños malcriados que comimos de todo y estamos tan atiborrados de todo que perdimos la curiosidad porque pensamos que lo sabemos todo. Ha sido una recepción inteligente, pienso que si al público no le hubiese gustado hubiera sido honesto para hacérnoslo ver. Nos emocionó mucho a todos. En mi caso particular tuve el privilegio enorme de trabajar con todo el elenco de Danza Contemporánea de Cuba, tuve la oportunidad, que en el caso del artista siempre es maravillosa, de compartir ideas con gentes diferentes pero con las mismas preocupaciones, con las mismas inquietudes. Ellos me permitieron hacerlo con una gran generosidad, me agrandaron el corazón y el alma, ahora recuerdo las horas compartidas  y se me saltan las lágrimas.

-¿Qué sucede en la danza-teatro alemana en estos momentos?
Creo actualmente que ningún bailarín y ningún coreógrafo querrían adherirse a esa etiqueta. En realidad, danza-teatro significa incluir la danza y el teatro en un mismo espectáculo. Ya los creadores de las artes escénicas no cuestionan tanto la unión de estas disciplinas en un estilo, sino que se cuestionan en cada momento cuáles son los elementos, cuáles son los instrumentos de cualquier disciplina que le van a ayudar a expresar lo que quieren decir. Nosotros no llamamos a nuestro trabajo danza-teatro, es un término que los críticos necesitan para adherirse a algo y presentar el trabajo tras una etiqueta. Es una etiqueta con muy poca validez, muy restringida para el tipo de trabajo que se está haciendo en Europa ahora, no hace justicia a la apertura de las artes escénicas hoy en día.

-¿Cuándo regresas a Cuba?
Si fuera por mí, en cuanto aterrizara el avión volvía en el siguiente vuelo. Tengo confianza en que el sueño del regreso es posible, ya he tenido algunas conversaciones y comienzan a moverse las cosas  por el buen camino para que el regreso sea pronto. UD puede referenciar o citar este elemento en otro sitio web o fuente.

Si lo desea, puede vincular este elemento con su sitio web,
sencillamente copie y pegue el siguiente texto donde desee mostrarlo.




Ejemplo de elemento citado:


Última actualización el Sábado, 15 de Enero de 2011 16:03
 
Copyright © 2016 Danza Contemporánea de Cuba. Todos los derechos reservados.
 

Lista de Correos

Cubadanza / Taller de Invierno 2017
Inicio: 02.01.2017, 09:00
Taller Práctico Internacional de la Danza Moderna Cubana

Cubadanza / Taller de Verano 2017
Inicio: 31.07.2017, 09:00
Taller Práctico Internacional de la Danza Moderna Cubana


ver mas ...